DANZA DEL VIENTRE

HISTORIA

danza del vientre

La danza del vientre se desarrolló con la influencia de muchas culturas y este desarrollo continúa hasta hoy.

Origen de la Danza del Vientre

Se cree que el origen de la danza del vientre es griego.

Los griegos a lo largo de su historia participaron en ritos religiosos esotéricos que también incluían danzas. Algunas danzarinas consideran a Egipto como el país de origen de la danza del vientre. Para las mujeres de Arabia Saudita, la danza de l vientre por sí misma había sido considerada sagrada y no podía ser vista por los hombres.

A través de diversas culturas, la danza del vientre es reconocida por su propia identidad. Existen varios aspectos que hacen la danza del vientre o danza oriental diferente de otras formas de danza. La danza tiene relación en las tradiciones con elementos religiosos y eróticos. Este carácter dual hizo que la danza del vientre fuera mirada en menos y también apreciada por las personas. Es muy probable que sus orígenes sean los cultos de fertilidad del mundo antiguo.

La danza del vientre fue desarrollada para el cuerpo de la mujer, con énfasis en los músculos abdominales. El pandero se mueve, y también están los movimientos rítmicos del cuello y manos. La danza es bailada con los pies descubiertos conectados con la tierra. Es una danza que se distingue por movimientos sensuales, combinando movimientos del tórax, cuello y manos.

Instrumentos utilizados en la danza del vientre

Las bailarinas usan instrumentos rítmicos como acompañamiento a su danza. También se usan otros objetos, como: serpientes, espadas, velos y velas. Estos cumplen funciones mágicas y protectoras.

En muchas culturas las serpientes están vinculadas con cultos antiguos y misteriosos. Es un símbolo complejo que representa los principios masculinos y femeninos, y también inmortalidad en forma de la serpiente comiendo su cola.

 

Características de la danza del vientre

La danza del vientre es un baile sensual y sugerente que está basado en movimientos suaves y ondulados donde participa todo el cuerpo, aunque el mayor movimiento se localiza en las caderas, los músculos abdominales y la pelvis.

El torso se mueve realizando ondulaciones, dibujando por ejemplo el camello; los hombros dibujan olas; los brazos y las manos están siempre colocados en una posición armónica, creando imágenes de pájaros, toros, una serpiente, una jarra, la flor de Loto, etc.; el cuello se mueve de un lado a otro; las caderas forman líneas rectas, "ochos" y símbolos del infinito; las piernas se mantienen flexionadas pero sueltas.

La exquisitez de los movimientos, la belleza de las ondas dibujadas con el cuerpo, la delicadeza de los ritmos y los sonidos mágicos del tambor, laúd, flauta y acordeón en la danza del vientre, ayudan a la mujer a conectar mejor con su interior y crear una energía de alegría y bienestar, que después puede trasladar a su vida cotidiana.

Como empezar a aprender la danza del vientre

Empezando por la pelvis se aprende a aislarla del resto del cuerpo para construir con ella figuras circulares en forma de ocho. Después se trabaja el vientre como lo hacen los yoguis: jugando con el aire, para finalmente movilizar todo el cuerpo hasta hacerlo de forma armónica.

Hay que practicar de manera sutil y suave, no venciendo al cuerpo sino consiguiendo su colaboración. Así se activa la energía vital.

 

Beneficios de la danza del vientre.

La danza del vientre conecta a la mujer profundamente con su feminidad, pues los órganos internos son estimulados a través de movimientos específicos de la región pélvica, abdominales y de respiración, ayudando de esta forma, al descubrimiento del placer de ser mujer, generalmente disminuyendo los cólicos menstruales. Todo el cuerpo está trabajando: glúteos, muslos y vientre son contraídos, fortaleciendo la musculatura y moldeando las caderas y la cintura. Funciona también como una terapia mental, pues al entrar en contacto con su cuerpo, a partir de las manifestaciones de expresión corporal, hay un desbloqueo psicológico, despertando el amor propio. Además de esto la práctica constante ayuda a corregir la postura y a aumentar el poder de concentración. No existe edad, peso o medidas para iniciarse.

Movimientos de la danza del vientre

Los movimientos de la Danza Árabe pueden ser LUNARES y SOLARES.

Los LUNARES son los movimientos ondulantes y redondos.

Los SOLARES son movimientos bien marcados, como batidas de cadera, egipcio, shimy y pulsación del vientre.

Descripción de los movimientos

REDONDO: Puede ser ''chico'': giro de cadera escondiendo y soltando el vientre, todo en el mismo lugar. "Grande": se gira la cadera junto con el tronco como si fuera un gran bamboleo.

OCHO-INFINITO: Se dibuja con la cadera como si fuera el símbolo del infinito. Puede ser para el frente, para atrás, para arriba, para abajo, o con un lado de la cadera.

Para el frente: Se gira la cadera de un lado para el otro (ombligo para un lado y para el otro) siempre hacia el frente.

Para atrás: Se gira la cadera de un lado para el otro, siempre para atrás.

Para arriba: Se eleva la cadera para arriba, abajo para un lado, en seguida se sube nuevamente y cae para el otro lado. Formando un infinito.(horizontal)

Para abajo: Elevando la cadera para arriba y para un lado, se dobla bajando y elevando para el otro lado, formando un ocho vertical (8).

Con un lado de la cadera: Con una pierna en media punta, al frente de la otra, se eleva la cadera y se baja.

CAMELLO:

Para afuera: Una pierna adelante de la otra o las dos juntas y levemente flexionadas. Cadera suelta, inclinándola hacia el frente, se eleva la cola para atrás y después para el frente. Dibujando como un ocho con el cuerpo.

Para adentro o invertido: Una pierna adelante de la otra o las dos juntas y levemente flexionadas. Cadera suelta e inclinada hacia adelante, se encaja la cadera descolorándola hacia atrás con el abdomen encogido, hay que subir la cola, después dejarse las costillas para atrás y subir la cadera para el frente nuevamente (Dibujando como una S).

ONDA: Eche primero la parte superior de la panza empujándola hacia abajo de una forma continua sin mover el tronco. Luego, también, de abajo hacia arriba. (Movimiento abdominal).

SHIMY:

De panza: Efecto a través de una respiración rápida de la panza, produciendo un gemido.

De cadera a un lado: Con las piernas juntas vas levantando de una a la vez bien rápidamente, balanceando la cadera. Con el tiempo es posible hacer todos los movimientos e inclusive comenzar a alternarlos en cuanto se hace el shimy.

De cadera de frente: Se encaja y se desencaja la cadera rápidamente.

Con todo el cuerpo: Se flexionan las rodillas rápidamente produciendo un temblor en todo el cuerpo con énfasis en la panza.

BATIDAS: Se empuja la cadera para los lados, o para arriba y para abajo.

EGIPCIO: Es un paso básico. En posición recta, se coloca una pierna adelante de la otra. La del frente está siempre en media punta alta. Entonces se sube la cadera del lado de la pierna que está al frente, baja y sube. Puede ser lento o rápido, depende de las variaciones para acompañar los ritmos, como subiendo y bajando la cadera, golpeando o sin golpear, etc.

EGIPCIO CAMINANDO: Se disloca para un lado, con las dos piernas en media punta y cruzadas. Se vira la cadera para adentro con la pierna del frente en cuanto la de atrás es arrastrada para el lado.

NUEVA: Caminando para el frente o para atrás, la pierna del frente eleva la cadera, paso con las rodillas flexionadas, produciendo un caminar majestuoso.

DEDOS: Es posible hacer varios dibujos con los dedos, la letra "e" minúscula, la letra ''z'', las letras ''m'' y ''n', u ocho vertical u horizontal, un círculo, y la letra ''s''.

SERPIENTE: Es un movimiento que se hace con la cabeza, descolocándola para un lado y para el otro, o produciendo un círculo.